miércoles, 30 de marzo de 2016

#PorSoleares: ¿Patadas de ahogado?

Si por Gali fuera, el rumbo de la campaña negra sería diferente o simplemente no existiría.

Si por Gali fuera, seguramente las acciones emprendidas para devolver poder a la sociedad civil estarían acompañadas de un gesto diferente y enfocadas seguramente a construir una alianza con la sociedad.

Pero por desgracia para quienes lo siguen de buena fe, de Gali no depende la “línea” de acciones que se viene dando en la precampaña para la minigubernatura. A él sólo le toca seguir cargando la piedra.

Sólo una mente capaz de inventar la “teoría del cohetón”, las “piedras de gran calibre” o acusar a la señora Elia Tamayo de ser la “culpable” de la muerte de su hijo José Luis Tehuatlíe, puede construir la deformación, la deconstrucción del bien común, para “sembrar” una cantidad de ideas en la sociedad que son simplemente producto del tamaño del miedo que se tiene de lo que sucederá el 5 de Junio.

Los inventos de falsificación de firmas de Ana Tere, son una especie de patadas de ahogado para impedir que su nombre esté en las boletas electorales.

Quitarle prerrogativas a Roxana Luna es una muestra de que el PRD puede quitarle votos a Gali.

Contratar a “El Chelís” o lo que queda de él, o anunciar el descuento en fotomultas y consumo de agua potable, más lo que se acumule esta semana, son más muestras de la incapacidad de convencer a la sociedad con propuestas legítimas, congruentes, de que la continuidad en el estilo de gobierno debe seguir.


Pareciera que quienes toman las decisiones del rumbo de las campañas no son de Puebla, no quieren a los poblanos, los desprecian, los tratan, según sus propias palabras “como si fueran perros”.

El golpe de la falsificación de firmas está dirigido a romper el presunto acuerdo entre Blanca Alcalá y Ana Tere Aranda.

El descuento o cancelación de mutas está dirigido a reconciliarse con la sociedad urbana.

La respuesta es del tamaño del miedo.

O por lo menos así me lo parece.





No hay comentarios:

Publicar un comentario