lunes, 8 de junio de 2015

Quién ganó y quién perdió

Las informaciones de esta madrugada daban por hecho que el PRI y el PAN empatan en los triunfos y derrotas de los 16 distritos del Estado de Puebla, donde la capital tendría mayoría morenovallista si se confirman los datos.

Aún así, el proceso electoral no está distante de la judicialización.

La serie de inconformidades previas al 7 de Junio, más de 100 en Puebla, la filtración de grabaciones excesivamente comprometedoras para los personajes en acción; el asesinato de un operador de Nancy de la Sierra, y otras que saldrán a la luz pública son muestra del exceso en la obsesión de obtener el triunfo pese lo que fuera necesario hacer por encima de la dignidad humana.

La compra de votos por los partidos fuertes pudo operarse bien gracias al abstencionismo, sin duda.

¿Quién ganó? ¿Quién perdió?

En el fondo no ganó el PAN y tampoco perdió el PRI. Y viceversa.

Los poblanos votaron, como hace unos años, contra el poder o en favor del poder.

El "anti" morenovallismo empató con el "pro" morenovallismo, un asunto que debe preocuparle al dueño de la marca, desgastada, agotada por el sobre ejercicio del poder y la búsqueda de la candidatura presidencial.

El 2015 parece que ha sido la primera gran piedra para el 2018. Rafael no debe estar muy contento esta mañana. Y quienes le dijeron que con grandes obras innecesarias se controlaba a los ciudadanos, se han equivocado.

losperiodistas.com.mx@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario