miércoles, 15 de abril de 2015

Decisiones electoreras

Con retraso, con claras muestras de ausencia de planeación, más como respuesta clientelar por el proceso electoral que se avecina, el gobierno de Puebla sacó a las calles los autobuses para transportar masiva y gratuitamente a los pobres de la ciudad.

Varios medios de comunicación, independientes, se dieron a la tarea de levantar imágenes y voces de los afectados por la decisión de retirar a cientos de autobuses que transportaban a unas 50 personas cada uno, para dar cabida a los modernos vehículos de la empresa ADO cuya capacidad está imposibilitada para cubrir la alta demanda.

Según los datos revelados, hay un autobús para cada 1200 usuarios que lo demandan en la nueva ruta; o sea, la planeación, los cálculos, la matemática, no son herramientas conocidas por la autoridad.


Fue eliminada una mafia de microbuseros y concesionarios ligados a los chantajes políticos y los chanchullos electorales; eso nadie puede negarlo. Fue una decisión política, valiente, que otros gobiernos no supieron o no quisieron o no encontraron la forma de tomar.

Los mafiosos beneficiados por los gobiernos priístas están fuera. Las facturas del pasado están canceladas o en el mejor de los casos conciliadas si fuera cierto eso de que el último funcionario encargado de beneficiar a las líneas urbanas en el sexenio marinista se dispuso a colabora de buena manera con Moreno Valle para hacer a un lado a los vulgarmente llamados "camioneros".

O sea, que el marinismo fue la clave para controlar a la vieja mafia en complicidad con el morenovallismo para beneficiar a la nueva y todo poderosa concesionaria ADO, que por cierto controla el transporte de pasajeros en todo el sureste del país, un asunto por demás apetitoso para alguien que quiera ser candidato a la Presidencia de la República.

O por lo menos así me lo parece.

jesusmanuelh@icloud.com 



No hay comentarios:

Publicar un comentario