domingo, 15 de febrero de 2015

Violencia en Puebla: Estudiantes agredidos

Por Soleares
Jesús Manuel Hernández
Este domingo se cumple una semana del incidente que vivieron jóvenes estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla quienes fueron desalojados violentamente de un plantón en el zócalo de la capital.

Los hechos ocurrieron en una de las zonas más vigiladas de la entidad, hay cámaras por doquier y ni aún así las autoridades han resuelto el caso denunciado ya en varios foros de derechos humanos.

Al evento de Chalchihuapan con la aplicación de la Ley Bala le han seguido otros asuntos donde el gobierno ha estirado la liga a niveles preocupantes.

Ni Facundo Rosas, ni el gobernador Moreno Valle vivieron la Puebla de los enfrentamientos estudiantiles donde porros o pandilleros, estudiantes o fósiles, protagonizaron eventos que alejaron inversiones y dejaron intranquilidad a los poblanos.

Después de los hechos que trajeron en consecuencia la caída de tres gobernadores, empezó la calma cuando la institución dejó de lado el protagonismo político y volvió a la academia. Gracias a esa crisis surgieron y se consolidaron universidades privadas, sin duda las más beneficiadas.

Luego del desalojo violento de hace una semana, estudiantes y otros grupos organizados han tomado las calles, los coros de sentencias contra el gobierno y las denuncias y exigencias al rector Alfonso Esparza, le obligaron a salir a la calle y en un acto más para la foto que para conseguir resultados de la investigación y dijo que "quien toca a un estudiante toca a la universidad".

Las palabras quedaron ahí. El rector está en uno de sus momentos más críticos acusado de colaboracionista del gobierno, asunto que a algunos les parecerá bien, pero a otros les preocupa.

Pareciera que todos se dan la mano en los tres niveles de gobierno con la BUAP para que no digan que en Puebla los chiflones se vuelven huracanes.

Ojalá que quien este tomando las decisiones de ejercer acción de fuerza pública contra quienes no están conformes, sepa lo que está haciendo y haya calculado el efecto en el corto y mediano plazos.

Hay mucho reguero de pólvora en algunos sitios, y nadie quisiera que ni por negligencia ni por osadía y protagonismo soltaran una mecha encendida en una ciudad donde los poblanos seguirán viviendo y los fuereños se irán.






No hay comentarios:

Publicar un comentario