domingo, 1 de junio de 2014

New Age de la Política. Juntos Ganamos Todos.

Por Soleares
Jesús Manuel Hernández
"Juntos Ganamos Todos" esa es la nueva consigna, esa será la frase de batalla de los próximos meses con miras a reposicionar las alianzas en defensa de un común denominador.

Y no se trata del llamado hecho hace poco más de un mes por Mariano Rajoy ante las Cortes de España por el caso de Cataluña, nada de eso, se trata de la alianza política implementada por el PAN y el PRD en Nayarit donde bajo la firma "Juntos ganamos todos" y el símbolo del rehilete con los colores azul marino, naranja, amarillo y azul cielo se presentan candidatos comunes.

El estilo, el sello de marca del morenovallismo se impone a unos cuantos días de haber ganado la reelección Gustavo Madero y Ricardo Anaya, la pareja que marca un estilo diferente también como se aprecia en el saludo de mano frente al Consejo Nacional del partido, cualquier parecido con el saludo de Peña Nieto y Fidel Castro es mera coincidencia.

El logotipo no es más que una copia de "Compromiso por Puebla" con los mismos colores en orden diferente; la campaña de Moreno valle para gobernador usó el azul marino arriba, el azul cielo a la derecha, el naranja abajo y el amarillo para cerrar el rehilete.


Se trata de un ejemplo más de la tendencia del "New Age" de la política mexicana, donde las ideologías de los partidos han pasado a formar parte de la oferta de las islas en corredores de tiendas de grandes superficies.

El elector del presente y más el del futuro pasarán con su carrito de compras y tomarán del anaquel lo que más les agrade por su forma, su color, su precio, etcétera, sin contar ya la raíz del deber ser de los partidos.

Esa tal vez ha sido la mejor y más aceptada idea reformista de Rafael Moreno Valle en Acción Nacional, en el PRD y en el PANAL. Esa es desde ahora la raíz de la nueva alianza que permitirá triunfos electorales en los procesos de 2015 y tenderá la red necesaria para el 2018 en un esfuerzo por lo visto imparable desde dentro, y tal vez ni siquiera desde fuera.

No importa quién sea el candidato presidencial en 2018, las bases de la plataforma distarán mucho de ser las raíces originales de los partidos en la contienda, asistimos sin duda a esta "Nueva Era" de la política mexicana donde la historia quedó en el siglo pasado con sus propuestas antagónicas y finalmente falsas pues los problemas estructurales de la nación mexicana siguen siendo prácticamente los mismos.

En fin, el triunfador de la tarde debe dar vuelta al ruedo, recibir el aplauso del respetable, doblar la muleta sobre el brazo y levantar la mano para cobrar.

Y como primeros ejemplos ahí están las posiciones conseguidas por Puebla en la Comisión Permanente, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, -¿acaso con una gran trayectoria en el panismo?- y Roberto Grajales Espina, operador eficiente del último proceso interno.

A fin de cuenta Josefina Vázquez Mota parece haber salido mejor librada en esta contienda que tuvo como enemigo común al Calderonismo. Aún hoy día se preguntan muchos si el video de apoyo de Margarita Zavala a Cordero no acabó por empinarlo a la derrota.

jesusmanuelh@icloud.com